Simón Ramírez

Simón Ramírez fue una de las mejores voces de doblaje de todos los tiempos, que con su voz aterciopelada dejó su huella en innumerables películas, además de actor de doblaje también ejerció como actor en varias películas de los años 60. Provenía de la radio, como no podía ser de otra manera en aquella época e intervino por primera vez en La guerra de los mundos en 1954 poniendo la voz a Ted Hecht, que interpretaba a un reportero.
Simón Ramírez era el doblador habitual de Sean Connery, Gary Cooper, Gregory Peck y Henry Fonda, y en algunas ocasiones a Robert Redford, Paul Newman, Cary Grant, Tony Curtis, James Stewart, Kird Douglas, William Holden, etc, como veis, a la creme de la creme del cine de oro.
Pero ahí no queda la cosa, Simón Ramírez era tan versátil como actor de doblaje, que lo mismo doblaba a un actor cómico como Dany Kaye como a Blas de los teleñecos (de Epi y Blas).
Nos dejó en 1997 tras una extensa y enriquecedora carrera.

Comentarios

Nieta de este genio, me enorgullezco de él, y me hace mucha ilusión encontarlo en google. genio del doblaje, pero aún mejor abuelo. gente entrañable y buena donde las haya. nos dejó, pero dejó su voz.

Para mí, la mejor voz de Sean Connery en su etapa de jóven actor. Siempre recordaré a Simón como la voz de James Bond.

Y nosotros, desde éste modesto blog, encantados de que la nieta de Simón Ramírez nos haya dirigido unas palabras.
Gracias.

PD: y te invito a que nos cuentes alguna anécdota o historia, que seguro habrá muchas, de tu abuelo Simón Ramírez. Como bien dices, se fue... pero su voz quedará para siempre en el celuloide.

Soy Beatriz otra vez, escribí hace dos años y se me había olvidado completamente!! nunca había visto que me habías contestado, hasta hoy que de casualidad he acabado en este blog!! Pues mira, te cuento una anécdota. Él hacía la voz de Blas (de Epi y Blas) y cuando venía los domingos a casa mis hermanos y yo le rogábamos que hiciera a Blas. Entonces se tapaba un agujero de la nariz y y hablaba, y era el auténtico Blas!!! nos moríamos de la risa. También te puedo contar que empezó a estudiar derecho cuando era joven, pero justo en la calle de en frente estaba la escuela de arte dramático, así que dejó el derecho y empezó a estudiar para actor. A los años, llegó a casa y les dijo a sus padres que era actor, y sus padres llevaban pensando todo ese tiempo que hacía derecho!!! Lo que destacaba de él por encima de todo, incluso de su maravillosa voz, era su enorme corazón.
Saludos!